TECNOLOGÍA

Así ha mejorado la tecnología nuestro día a día

Con el boom de internet ha pasado a ser una pieza clave de la cotidianidad de las personas

Así ha mejorado la tecnología nuestro día a día.
Así ha mejorado la tecnología nuestro día a día.
Así ha mejorado la tecnología nuestro día a día

Hace sólo unos años era inimaginable la de avances que transcurrirían a una velocidad de vértigo en nuestra sociedad. No referimos a la tecnología, que con el boom de internet ha pasado a ser una pieza clave de la cotidianidad de las personas. Teléfonos móviles que parecen ordenadores, relojes que parecen móviles, gadgets que cubren cualquier necesidad… En la actualidad prácticamente se puede lograr de todo con un simple aparato y la sociedad vive enganchada a la pantalla de su dispositivo móvil. El ordenador de sobremesa, no obstante, también es una herramienta que no sólo ha mejorado sus prestaciones, sino que permite a muchos emprendedores trabajar en remoto desde cualquier parte del mundo. ¿Quién se lo iba a decir a nuestras anteriores generaciones? A este ritmo frenético, ¿qué nos deparará el futuro?

La música, siempre contigo

Lejos quedan esos tiempos en los que para escuchar música teníamos que llevar un walkman y su respectivo cassete o cedé. Hoy, basta con un smartphone para aglutinar toda y cuanta información precisemos. En este sentido, TouchCopy permite además pasar todos los archivos a la PC si lo que deseamos es no desprendernos de ellos para siempre. Tengamos un iPhone, iPod, iPad, computadora (Windows ) o Mac, esta herramienta es una estupenda solución para transferir nuestra música de forma directa a iTunes, cerrando así la puerta a posibles pérdidas y consiguientes disgustos. Para los amantes de Apple que cuenten con cualquiera de sus terminales, es una opción muy a tener en cuenta.

Y es que no son pocos los usuarios que por un mero descuido han perdido todos los ficheros de un plumazo sin saber que existen maneras de evitarlo. Como explicábamos en el primer párrafo, no hace tanto tiempo dependíamos de la fragilidad de un CD para contar con el álbum de nuestro artista favorito. Que no se rayara, que se mantuviera bien guardado en su caja… Hoy no sólo podemos descargar con un solo click toda esa música que por entonces sólo se podía lograr en tiendas físicas, sino que podemos almacenarla y escucharla allá donde queramos. Y si no queremos que se pierda, ya sabemos cómo hacerlo.  

Los juegos, que no falten

Otro de los factores que las nuevas tecnologías han impuesto de un tiempo a esta parte es el uso indiscriminado de juegos en nuestro terminal. Uno de los juegos míticos que nos tenían enganchados era el Snake, esa serpiente que formaba parte de los teléfonos Nokia y que era el equivalente, por su adicción, a bombazos que hoy están triunfando como clash of clans. Siempre había un amigo con sus trucos para superar tu puntuación, algo así como lo que sucede en la actualidad con los trucos para clash of clans. Pequeños tips que hacen que superar todos los retos sea coser y cantar.

En la actualidad los libros han pasado a mejor vida si uno dispone de un teléfono inteligente, una tarifa de datos e iconos de juegos en su escritorio móvil. Los viajes se hacen más llevaderos, el camino al gym también y la pugna con amigos por ver quién es mejor es habitual en juegos como el mencionado Clash of clans. Cerca de cien millones de jugadores se conectan a diario con alguno de los videojuegos de la empresa Supercell (creadora también de éxitos como Hayday, Boom Beach y Clash Royale) para poner en evidencia que un producto de calidad puede librarnos de momentos de aburrimiento.

Redes y blogs

Hemos escuchado música, hemos sabido cómo no perderla, hemos echado una partidita al juego que nos tiene viciados y ahora toca contárselo al mundo. Y nada mejor para ello que el uso de las redes sociales, otra de esas fiebres que nos hacen vivir permanentemente pendientes del teléfono y sus notificaciones, no vaya a ser que ocurra algo, sea trending topic, y no podamos ofrecer nuestro punto de vista a través de un tuit. Los chismes de la comunidad de vecinos han dado paso a redes como Facebook y Twitter, que además de ser una extraordinaria fuente de información, también cuenta con un sinfín de usuarios dispuestos a meter el dedo sobre la llaga sobre cualquier tema. Tan fácil como crearse una cuenta y empezar a soltar, en 140 caracteres, todo lo que desees que el mundo sepa.

Si por el contrario, opciones como la de Twitter se te quedan cortas, siempre puedes crear un blog y esperar que una legión de lectores te lean. Para ello deberás escoger un dominio, un alojamiento, escribir tus posts y esperar que llegue la gente, ya sea por medio de la promoción en las citadas redes sociales o por medio de SEO, lo que comúnmente se conoce como posicionamiento web y que a través de agencias como http://seoposicionamientoperfecto.com/ puedes llegar a ser uno de los referentes de tu temática si alcanzas las primeras posiciones de los motores de búsqueda principales.

El que la mayoría utiliza es sin duda Google, que además de ofrecerte correo, permitirte tener un canal de YouTube, ofrecerte herramientas de uso cotidiano como Drive para compartir tus archivos y un largo etcétera, es el que dictamina si tu sitio web cumple con los estándares de calidad para liderar tu nicho. En agencias como la nombrada, con clientes satisfechos y un trabajo profesional personalizado, tendrás un apoyo constante para escalar posiciones y llegar a tener un tráfico considerable, lo que a la larga puede reportarte no sólo visibilidad, sino también unos ingresos extras si al final esa es tu meta.

Mejor en compañía

Si eres de los primeros que aterrizó en internet, recordarás tardes y tardes pegado a la pantalla de cualquier chat en búsqueda de nuevas amistades o lo que surgiera. Por el camino encontraste mucho ‘trol’ dispuesto a gastarte una broma y, por ende, tu soledad se acrecentaba. Todo aquello pasó a mejor vida, y aunque los chats siguen existiendo, lo que se lleva ahora es ligar a través de aplicaciones móviles. Y es que conocer gente no había sido nunca tan fácil gracias a aplicaciones como welov, que permite hacerlo en masa. Si sois un grupo de solteros o sencillamente queréis ampliar vuestro círculo de amistades, habéis dado con la app que lo logra.

La frialdad con la que uno afronta una cita con otra persona es ya cosa del pasado. Ahora se lleva quedar en grupos que compartan las mismas inquietudes. Así de fácil. Basta con ver qué se cuece a vuestro alrededor, darle a ‘like’ y si éste es correspondido porque contáis con gustos e intereses similares, iniciáis una conversación que puede derivar en futuras quedadas y el inicio de una gran amistad… o lo que surja. Verdaderamente una innovadora aplicación que te permitirá poder salir de casa para conocer nuevas personas con la confianza que te proporciona la presencia de tus mejores amigos y que pone de manifiesto que las nuevas tecnologías, además de venir para quedarse, nos hacen la vida más llevadera.