PRUEBA ROBÓTICA

Prueban un vehículo espacial en el Teide

Un robot simula un recorrido por la Luna a través de cámaras, sensores y sistemas GPS

Vehículo espacial
Vehículo espacial
Prueban un vehículo espacial en el Teide

La multinacional tecnológica GMV ha probado un vehículo de exploración lunar llamado Rover, con el objetivo de hacer un trayecto que simule lugares similares a la Luna entre el 2 y el 16 de octubre en las Minas de San José, en el Parque Nacional del Teide (Tenerife).

Para realizar estas pruebas se están empleando cámaras, sensores y sistemas GPS con la intención de implantarlo en los robots que viajen al espacio a realizar diferentes estudios. También incluyen luces autónomas, exploradores láser y radio con vistas al futuro.

El vehículo “rover” pesa 150 kilos, se traslada a diez centímetros por segundo, está compuesta por dos baterías de litio de 50 amperios hora cada una, con autonomía de aproximadamente tres horas y difunde los datos e imágenes al centro de control por radiofrecuencia.

Este indicio constituiría la última fase de robótica espacial del Proyecto Lucid, (Lunar Scenario Concept Validation and Demonstration), que ha sido financiado por la Agencia Espacial Europea (ESA). Desde el equipo de GMV afirman que dicho proyecto pretende “desarrollar y evaluar la combinación de herramientas y técnicas de localización y percepción del entorno necesarias para que un vehículo de exploración planetaria opere de manera eficiente y segura bajo las limitaciones ambientales del entorno polar”.

Las pruebas tuvieron su inicio en Tres Cantos y Colmenar Viejo (Madrid), pero decidieron realizar la última fase en el Parque Nacional del Teide debido a que sus condiciones orográficas son semejantes a los paisajes que se podrían encontrar en la Luna o Marte. Esta última prueba pretendía examinar los sensores a la caída del sol, y para ello se incorporan técnicas de navegación que permitan al equipo de operación del rover actuar de una forma eficaz.

Durante los últimos tiempos se han hecho diversos estudios de robótica espacial. También las agencias especiales, en especial la NASA Y ESA, han destinado sondas no tripuladas a orbitar alrededor de la Luna con el objetivo de explorar minerales y compuestos químicos que resultaran de interés.