LA IMPORTANCIA DE LA "ARMONÍA"

Las cuatro medicinas tradicionales chinas: Acupuntura, ventosa, masaje, raspadura

La medicina tradicional china está muy relacionada con las teorías de la filosofía tradicional china

Acupuntura.
Acupuntura.
Las cuatro medicinas tradicionales chinas: Acupuntura, ventosa, masaje, raspadura

La medicina tradicional china dice: “Si tu sangre fluye, no tendrás dolor del cuerpo, pero en caso contrario, si está bloqueada lo tendrás” y es que la medicina tradicional china está muy relacionada con las teorías de la filosofía tradicional china. Dicha filosofía asegura que el muy importante el “Qì” (es una energía que no se puede ver en el cuerpo y es muy importante para los seres humanos), el “Yin Yang” (representa el opuesto de las cosas, también es el origen de los cambios de todas las cosas), el “Wu Xing” (se refiere al oro, la madera, el agua y la tierra). Estos elementos filosóficos se tienen muy en cuenta en la medicina tradicional china para el diagnóstico de las enfermedades y su tratamiento. Se usa para ver cuál es el origen de la enfermedad, si es una especie de "desequilibrio", es decir si la energía de la medicina china, la "armonía" que se percibe se ha roto y es lo que ha producido ese malestar crónico.

Aquí os muestro los cuatro tipos de medicinas tradicionales chinas: 

La acupuntura es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Es una medicina china que estimula los puntos de acupuntura del cuerpo, los meridianos para ajustar la circulación sanguínea así como para aliviar dolores y molestias. En el siglo XVII la acupuntura se extendió a Europa desde China y en la actualidad es ya muy utilizada en diversas terapias alternativas en los países occidentales. Según la Asociación Colegial de Médicos Acupuntores del Colegio de Médicos de Madrid en España existen más de 1.200 médicos con titulación oficial de acupuntor y otros 1.500 con titulación de alguna universidad china.

Las ventosas en China tienen una larga historia dentro de la medicina tradicional. Antiguamente se utilizaban ventosas de cerámica caliente para generar una presión, de modo que succione la piel, causando una pequeña, y no dolorosa, congestión local, con el fin de lograr que fluya la circulación de la sangre, eliminar la hinchazón y aliviar el dolor. Ahora se utilizan también ventosas de plástico pero las más utilizadas son de bambú. El uso de ventosas no es sólo popular en China, también se usa ya como método de medicina alternativa en otros países. El año pasado en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, el famoso nadador de EE.UU. Michael Phelps usó el método de la ventosa para aliviar los dolores causados por los movimientos generados bajo el agua y acelerar la recuperación de su fatiga muscular, lo cual causó mucho interés al ver sus marcas de succión en la piel. Esta medicina tradicional terapéutica ya se utilizaba en el año 400 A.C. en la antigua Grecia, y se han encontrado registros escritos sobre su uso.

El masaje es una de las terapias más antiguas. Podemos encontrar referencias al mundo del masaje, en los escritos de la China milenaria, escritos que además se han mantenido vigentes muchos de ellos hasta nuestros días.  Esta técnica consiste en el uso de las manos y las puntas de los dedos en el cuerpo para hacer presión de manera continua en el tejido muscular para tratar el dolor. Actualmente, los masajes se utilizan mundialmente como algo ya habitual, como una rutina de cuidado para lograr bienestar y eliminar la fatiga.

La raspadura o terapia Guasha. El Gua sha tiene una historia que data desde hace miles de años y es utilizada en todo el sudeste asiático. Consiste en el uso de un instrumento especializado en terapia china para raspar la piel y provocar cambios en la tensión superficial del tejido conectivo. Cuando esta tensión cambia, el tejido libera células de la sangre a la superficie de la piel. Esto produce pequeños puntos rojos en la piel con el objativo de promover la circulación sanguínea. Además, la raspadura no sólo se utiliza para tratar sino también para el cuidado específico de la piel y en muchos tratamientos de belleza. La raspadura facial puede mejorar a reforzar la piel, eliminar las arrugas y retardar el envejecimiento.