SHANGHAI, LA PRIMERA DE ELLAS

Cinco ciudades chinas, entre las más dinámicas del mundo

La investigación para seleccionar las ciudades se basa en el desarrollo económico y social de la ciudad, el desarrollo de bienes inmuebles, el desarrollo tecnológico o el sistema educativo, entre otros parámetros

La ciudad china de Shanghai.
La ciudad china de Shanghai.
Cinco ciudades chinas, entre las más dinámicas del mundo

De acuerdo con el informe anual de “Las 50 ciudades más dinámicas del mundo” ("The world's top 30 most dynamic cities of 2017") realizado por la famosa consultora internacional Jones Lang LaSalle se han seleccioando cinco ciudade chinas como las más dinámicas del mundo.  Estas han sido Shanghai , Beijing, Shenzhen, Hangzhou y Nanjing.

Este informe, que lleva elaborándose desde 2014, destaca que la primera es Bangalore en la India, Ho Chi Minh de Vietnam y Silicon Valley de EE.UU. se posicionan como la segunda y la tercera ciudad con más movimiento económico y dinamismo mundial del año pasado. Por el contrario, en la lista no aparece ninguna ciudad española.

Sin nombre

La investigación para seleccionar las ciudades se basa en el desarrollo económico y social de la ciudad, el desarrollo de bienes inmuebles, el desarrollo tecnológico o el sistema educativo, entre los 42 parámetros de medición. El informe ha evaluado y analizado 134 ciudades del mundo. Como resultado del ranking Shanghai ocupa la cuarta posición, Beijing la decimoquinta, Shenzhen la posición número veintidós, Hangzhou la veintiséis y por último Nanjing en el puesto veintinueve. Cinco ciudades que sin duda merecen la pena una visita.

1

La investigación señala que el veloz desarrollo de Shanghai va camino de convertirla en un gran centro mundial gracias al rápido aumento de la inversión. También la señalan como una de las ciudades más importantes por la mejora de las instalaciones, la reforma de sus empresas públicas, la desregulación y la expansión de las empresas locales en la promoción de la ciudad. Pero por otra parte también señala el informe que Shanghai también se enfrenta a la congestión del tráfico, los problemas de vivienda, que son muy caras,  y la mala calidad del aire.