1-O: LA PRESENCIA DE NIÑOS BUSCA DIFICULTAR LOS PRECINTOS POLICIALES

El plan para 'okupar' colegios: actividades infantiles todo el fin de semana

Algunas escuelas de Cataluña han planeado un fin de semana repleto de actividades para los niños y sus padres, coincidiendo con la celebración del referéndum ilegal sobre la secesión de Cataluña. Los Mossos d'Esquadra tienen la orden de precintar las instalaciones de los colegios electorales antes de la noche del 30 de septiembre. La presencia de escolares busca dificultar los cierres

Una 'estelada' izada en un colegio de Cataluña.
Una 'estelada' izada en un colegio de Cataluña.
El plan para 'okupar' colegios: actividades infantiles todo el fin de semana

Este viernes no será un día cualquier para muchos escolares de Cataluña. Esa fecha ha sido escogida por algunos colegios de la comunidad para celebrar diversas fiestas como la que pretende conmemorar la llegada del otoño o simplemente el inicio del curso escolar. Estos actos se producirán el mismo fin de semana que la Generalitat ambiciona celebrar su referéndum ilegal sobre la independencia de Cataluña. La Fiscalía ordenó hace tan sólo unos días la clausura de todos los colegios electorales, antes de la medianoche del sábado 30 de septiembre, aunque para ello los agentes de seguridad autonómicos tal vez tengan que desalojar antes a todas aquellas personas de estos centros escolares. La intención de 'okupar' es clara, y además con niños.

Para impedir el precinto de las instalaciones, estas escuelas han diseñado tres días de actividades. Partidos de fútbol de padres contra hijos, cine, teatro y hasta un taller de sardanas son sólo algunas de las ideas para entretener a todos los participantes en estas particulares fiestas. El programa de eventos cuenta incluso con comidas de hermanamiento, celebraciones eucarísticas e iniciaciones en el aula de democracia. Todo está listo para que los progenitores que lo deseen y sus vástagos acampen durante tres días y dos noches en los centro educativos. 

Estas celebraciones ponen en serio peligro la orden de clausurar los colegios de la Fiscalía. Este miércoles el fiscal superior de Cataluña, José María Romero de Tejada, dictó que fueran precintados todos los colegios electorales “con antelación suficiente y en todo caso antes del 30 de septiembre”. La Fiscalía prevé que esos centros puedan ser ocupados y también solicitó a los Mossos, por ello, que los identifiquen y que se incauten de “los efectos e instrumentos destinados a facilitar la votación, especialmente urnas, equipos informáticos, papeletas y documentación o propaganda electoral”. Además, Romero de Tejada en su instrucción también ordena al cuerpo de seguridad autonómico impedir las votaciones a menos de 100 metros del “local designado”. 

En la instrucción de la Fiscalía, el juez obliga a los Mossos a impedir que las mesas electorales puedan ser constituidas, prevista por la 'Generalitat' para las 07:30 horas del domingo 1 de octubre. Para ello la policía catalana deberá de vetar el acceso a los responsables de la consulta al colegio. El problema es qué hace si las instalaciones están 'okupadas' y en su interior hay menores como ocurrirá en el caso de algunos centros educativos. 

El precinto de los colegios no es la única medida que busca evitar que se produzca la celebración del referéndum. Durante la primera reunión de seguridad para evitar el 1-O, el jefe del dispositivo, el coronel de la Guardia Civil Pérez de los Cobos, ordenó al 'enviado' de Trapero, Ferrán López, comisario superior de Coordinación territorial del los Mossos d'Esquadra, investigar a todos los directores de colegios 'independentistas': "Les voy a mandar deberes: con sus mossos, cojan a todos los directores/as de los colegios que han dejado sus dependencias para votar el 1 de octubre, y les toman declaración".