Rajoy convocará a las fuerzas políticas y comparecerá en el Congreso

Se reunirá con Pedro Sánchez a las 16.30 de hoy. El presidente del Gobierno ha comparecido ante los medios y ha hecho un llamamiento a la "unidad" a la vez que culpaba a los independentistas de provocar la división del país

Enfrentamiento entre los Mossos y la Policía Nacional. | Twitter
Enfrentamiento entre los Mossos y la Policía Nacional. | Twitter
Rajoy convocará a las fuerzas políticas y comparecerá en el Congreso

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha convocado este domingo a todas las fuerzas políticas para hablar "juntos sobre el futuro" y ha prometido comparecer mañana en el Congreso de los Diputados para hablar de la crisis catalana. En el mismo discurso ha llamado a la "unidad" y ha responsabilizado a los independentistas de provocar la división del país. Además, ha alabado la labor de la Policía Nacional y de la Guardia Civil en Cataluña, a diferencia de Pedro Sánchez quien ha criticado esta actuación y a sus responsables: Mariano Rajoy y Carles Puigdemont. 

Poco después del cierre de los colegios electorales, el presidente del Gobierno ha querido hacer una comparecencia ante los medios y se ha mostrado partidario del diálogo para "recuperar la convivencia lo antes posible". A pesar de la dura jornada vivida en la comunidad catalana, Mariano Rajoy ha afirmado que "ha hecho lo que tenían que hacer" y que "los únicos responsables de los altercados han sido los que han violado la Ley". 

Dura jornada electoral

La jornada electoral ha estado marcada por un censo universal, sin sobres, urnas en la calle y llenas antes de la apertura de los colegios, sistemas informáticos bloqueados, enfrentamientos entre la Guardia Civil y Policía contra los Mossos d'Esquadra y los ciudadanos, manifestaciones por toda España, menores de edad votando y por las puertas cerradas del Camp Nou durante el partido y más de 761 heridos son los protagonistas de un complicado 1 de octubre.

Los agentes antidisturbios de la Policía Nacional se han personado a primera hora de la mañana en varios puntos de votación de Barcelona ante la pasividad, en un primer momento, de los Mossos d'Esquadra. Ya en los centros han intentado superar el cordón formado por personas concentradas frente a los colegios electorales para proceder a su cierre, como ha ordenado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). A medida que avanzaba la mañana, las autoridades han extendido sus intervenciones al conjunto entero de Cataluña.

Ante la pasividad inicial de los Mossos, la Fiscalía ha decidido a lo largo de la tarde abrir una causa judicial a Josep Lluís Trapero, jefe Major de los Mossos, por denegación de auxilio y desobediencia a los autos judiciales. De hecho, siete jueces han abierto diligencias para investigar la inacción de los Mossos. Aun así, éstos han requisado las urnas en varios puntos de votación, entre ellas las que iban destinadas a la Escuela Oficial de Idiomas de Barcelona, donde los agentes han quedado rodeados por los concentrados a favor del 1-O y donde se han roto cristales de ventanas. El Govern ha asegurado que, a pesar de que 92 colegios estuvieran cerrados, el 73% de las mesas han estado operativas. 

En el colegio Ramon Llull de la Ciudad Condal se ha presentado medio centenar de agentes antidisturbios que han rodeado a un centenar de personas concentradas en las puertas para intentar evitar que cierren el colegio electoral. Agentes antidisturbios de la Policía Nacional también se han personado en el instituto Jaume Balmes, en la calle de Pau Claris de Barcelona, donde han logrado llegar hasta la puerta y crear una línea policial para impedir el acceso de personas. 

La Policía Nacional ha intervenido después de que los Mossos d'Esquadra se personasen anteriormente en diversos colegios electorales de Cataluña para levantar acta pero sin impedir el operativo del 1-O. Han sido los propios Mossos los que han pedido ayuda tanto a la Policía Municipal como a la Guardia Civil proporcionándoles un lista de los puntos de votación donde eran necesarios refuerzos. A pesar de esta actividad, la Fiscalía ha decidido actuar contra los Mossos por comportarse como "una policía política" frente a la orden de cerrar los colegios. En este sentido, fuentes del ministerio público han expresado su malestar contra la policía autonómica por "haber traicionado la confianza que jueces y fiscales depositaron en ellos hasta el último momento".

El voto ha llegado con dificultades a las urnas

A pesar de la intervención de los autoridades, muchos de catalanes han conseguido despositar su voto en las urnas opacas. Todos los líderes independentistas han acudido ya a votar en los distintos colegios electorales. Sin embargo, muchos de ellos, como Carles Puigdemont y Oriol Junqueras se han visto obligados a trasladarse a otro centro por los  altercados que se han producido en otros. 

Mientras tanto, el 'conseller' y portavoz de la Generalitat, Jordi Turrul, ha pedido la dimisión inmediata del Delegado del Gobierno en Cataluña y ha denunciado "la violación de los derechos fundamentales que han vivido en Cataluña". Por su parte, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha pedido la dimisión de Mariano Rajoy. 

Por otro lado, fuentes ministeriales han asegurado que a lo largo de este 1-O, la Generalitat ha incumplido más de 20 artículos de su ley de referéndum. 

Las declaraciones del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, no han tardado en llegar. Éste ha hecho un llamamiento a las catalanes para que respondan con nuevas "colas" ante los colegios contra la "represión enloquecida" de un Estado que actúa con "cobardía". Puigdemont ha subrayado que "la represión contra la población que quiere ejercer su derecho a votar no ha impedido que mucha gente esté votando", incluidos los miembros del Govern. En cuanto a los problemas de votación, ha asegurado que "los iremos superando, para que al final del día sean muchísimos los que hayamos ejercido el derecho a votar que nos es negado permanentemente".