EXPOSICIÓN SOBRE EL FRANQUISMO

Ada Colau defiende hacer visible el franquismo para que no se repita

En un comunicado, BComú ha afirmado respecto a las críticas por instalar una estatua ecuestre decapitada de Franco a la entrada de la exposición que "poner en duda las convicciones republicanas y antifascistas del gobierno de la ciudad es un absurdo inadmisible"

Barcelona En Común, el partido de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha salido hoy en defensa de la exposición contra la impunidad del franquismo en el Born y ha asegurado que hacer visible el franquismo es la mejor herramienta para que no se repita en el futuro.

En un comunicado, BComú ha afirmado respecto a las críticas por instalar una estatua ecuestre decapitada de Franco a la entrada de la exposición que "poner en duda las convicciones republicanas y antifascistas del gobierno de la ciudad es un absurdo inadmisible".

El partido de Colau defiende que "es imprescindible la promoción de las herramientas necesarias para conocer el pasado de la dictadura franquista, un periodo de oscuridad que durante 40 años negó la libertad a millones de personas a través de un sistema fascista de represión y tortura".

"El silencio de las administraciones públicas no hace más que contribuir a la impunidad del franquismo. No ocultar el fascismo en los almacenes de la memoria y hacerlo visible a nuestra juventud es la mejor herramienta para evitarlo en el futuro", ha argumentado BComú.

La formación que gobierna en Barcelona ha destacado que la exposición "Franco. Victoria. República. Impunidad y espacio urbano", que se inauguró ayer, se inscribe en las políticas de recuperación de la memoria histórica y ha recordado que la polémica sobre esta muestra ya estalló el pasado verano "al filtrarse un esbozo de la propuesta expositiva a la prensa".

"Algunas voces de diferentes partidos políticos señalaron -sin esperar a tener más información ni pedirla- que la iniciativa banalizaba, o incluso exaltaba, la dictadura. O que con ello se pretendía atacar la memoria de 1714. Todo ello, sin conocer el contenido integral de la exposición", recalca BComú.

El partido también critica que se hicieran afirmaciones erróneas sobre la exposición y suposiciones de sus motivaciones acusando al gobierno municipal de "enaltecer el franquismo".

"Poner en duda las convicciones republicanas y antifascistas del gobierno de la ciudad es un absurdo inadmisible. Esta exposición precisamente tiene como objetivo cuestionar la impunidad de los crímenes del franquismo", ha aclarado BComú.

La formación resalta que la exposición cuenta con el apoyo público de las principales entidades de la sociedad civil que trabajan desde hace años en la recuperación de la memoria histórica, como la Amical de Mauthausen, la Asociación Catalana de Expresos Políticos o el Memorial Democrático de Trabajadores de la SEAT y en cambio ha sido rechazada por la Fundación Francisco Franco.

"La exhibición de las estatuas franquistas en la calle puede provocar rechazo e incomodidad, porque efectivamente representan un pasado de represión que muchos barceloneses y barcelonesas han sufrido. Pero es imprescindible que no olvidemos que durante décadas presidieron espacios importantes de nuestra ciudad", ha subrayado BComú.

"Es intolerable que grupos de juventudes políticas vinculadas a las juventudes nacionalistas de CiU (JNC) y las juventudes de ERC (JERC) llamaran fascistas a las víctimas del franquismo y el fascismo", durante la inauguración, ayer, de la exposición, reprocha el comunicado de BComú.